post_1595031770.jpg

Tipos de depilación permanente


BELLEZA Y TECNOLOGÍA

En las últimas décadas se han popularizado distintas técnicas para la eliminación definitiva del vello con la finalidad de lucir una piel más tersa, suave y, según la percepción actual de la belleza, más estética.

El uso del rastrillo, de las cremas para depilar y de la cera (caliente y fría) se ha transformado sólo como una rápida solución para desaparecer las vellosidades del cuerpo por un tiempo reducido y limitado; mientras que la utilización de aparatología se ha convertido en el medio más efectivo para acabar con los molestos vellitos por un largo periodo.

El objetivo de la tecnología actual para la depilación no es “arrancar” el vello para que no vuelva a crecer, sino que busca disminuir de forma paulatina el crecimiento desde la raíz, es decir, desde el folículo piloso. Para ello, sesión tras sesión se debilita el vello, de manera que el grosor y el tiempo de crecimiento cambian. Hoy en día existen dos técnicas principales para conseguir resultados reales y con una temporalidad más amplia:

Depilación Láser

A través de una única longitud de onda, el láser penetra en la piel con una sola intensidad. La energía se centra, en mayor medida, en el pigmento del vello, por lo que los resultados son más efectivos en el pelo oscuro, ya que utiliza la melanina del vello para absorber la luz láser y quemar el folículo desde la raíz.

Depilación IPL

La luz pulsada intensa utiliza diferentes longitudes de onda para penetrar de forma más uniforme y menos dolorosa en la piel. A diferencia de la depilación con láser, la IPL tiene mayor efectividad en todo tipo y color de vello, pero los resultados permanentes pueden observarse en un número más elevado de sesiones contrario a la luz láser. Sin embargo, los efectos son visibles desde la primera sesión (adelgazamiento del vello y mejoras evidentes en el tiempo de crecimiento).

Aparatología IPL de última generación

En Siluets contamos con la tecnología más novedosa y funcional del mercado para una depilación con luz pulsada intensa de calidad. Radikalepil de Thermafime cuenta con un cabezal de 22 cm, el mayor del mercado internacional, el cual permite una penetración superior a la del diodo o a la de cualquier otro sistema de foto-depilación existente. La importancia del tamaño del cabezal reside en la densidad de la energía que transmite y en el ángulo de penetración de la luz. La tecnología de Radikalepil, además, sólo requiere de un pulso homogéneo para lograr una penetración de luz mayor.

¿Quieres conseguir resultados reales, efectivos y permanentes? Elige siempre tecnología de calidad de última generación.